Remedios para el resfriado leve: Infusión de tomillo, miel y limón

La semana pasada habíamos estado hablando un poco sobre los resfriados, vimos que se trata de un problema muy común de esta época en las que las temperaturas cambian rápidamente y aprendimos algunos remedios caseros. Vimos cómo preparar un remedio con cebolla muy efectivo, ahora queremos continuar con el tema aunque en este caso vamos a preparar una infusión de tomillo con miel y limón.

Se trata de una preparación muy sencilla y natural que nos ayudará a lograr buenos resultados, para prepararlo debemos conseguir tomillo en rama seco. Este puedes recogerlo fácilmente en el campo y ponerlo a secar boca abajo en casa. Sino podemos acudir a un herbolario y adquirir tomillo seco listo para preparar en infusión y poder así ingerirlo. Para preparar la infusión añadimos dos cucharadas de tomillo en agua hirviendo, debemos colarlo después de mantenerlo unos cinco minutos reposando en infusión.

A continuación, añade una cucharada de miel y un poco de limón exprimido. La mezcla resultante será una suculenta infusión que nos ayudará a acabar con la irritación de garganta y el dolor de la misma. Te contamos que la infusión cuenta con propiedades antiinflamatorias y expectorantes debido al tomillo, así como el importante refuerzo que supone de las defensas del organismo. Esto era lo que teníamos para compartir hoy, esperamos que esta información te sea de gran utilidad, ¡suerte!

Powered by WPeMatico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *